Hay un momento justo antes de dormirte completamente en el que tu conciencia recupera en un instante los momentos más importantes vividos durante lo largo de tu vida. Cada día, cada noche, sin darnos cuenta. Dicen que el segundo después al flash, aparece la persona que te hace sonreír e inconscientemente, nos dormimos.

12.06.2011

Creo que mi vida se queda ahí.

¿Alguna vez has tenido un sueño... demasiado? No bonito, ni especial; aunque también podría definirse de esa manera. Simplemente: demasiado. Puf, que no quieres creerte que, al abrir los ojos, tus manos toquen la almohada y no... él. O ellos.
Yo creo que a veces los sueños pueden entrometerse en tu camino; lo hacen bonito, pero otras veces más duro. No estoy muy segura de querer alejarme de algo así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario