Hay un momento justo antes de dormirte completamente en el que tu conciencia recupera en un instante los momentos más importantes vividos durante lo largo de tu vida. Cada día, cada noche, sin darnos cuenta. Dicen que el segundo después al flash, aparece la persona que te hace sonreír e inconscientemente, nos dormimos.

10.07.2011

Tanto rojo por aquí me marea.

Normalmente a la pregunta de "¿te gusta alguien?" si no respondes afirmativamente, no cuela. ¿Por qué siempre estamos con el amor en la boca? ¿Por qué no hay otras cosas de las que hablar? ¿Por qué tengo siempre que fijarme en alguien? Joder.
Es contradictorio. No lo admito, porque no es cierto, pero tal vez me guste alguien. Pero aver: no. Es como si sí, pero no. Quiero amar, no sufrir. Deberíamos firmar algo que diga que si nuestro corazón se rompe, nos regalen otro nuevo, sin defectos.
Así al menos no tendría en el cuerpo este puto miedo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario