Hay un momento justo antes de dormirte completamente en el que tu conciencia recupera en un instante los momentos más importantes vividos durante lo largo de tu vida. Cada día, cada noche, sin darnos cuenta. Dicen que el segundo después al flash, aparece la persona que te hace sonreír e inconscientemente, nos dormimos.

10.27.2011

Baby you light up my world like nobody else.

Después de malos exámenes, de vivir rodeada de lágrimas y de tanta mierda que hay por el mundo, lo que me saca una sonrisa es "five boys, une dream, une band".
En porcentajes: cinco de cada diez sonrisas que hago al día se realizan por mirar la pantalla del móvil y ver a Harry, Liam, Niall, Zayn y Louis.


10.17.2011

Perder una amiga no entraba en mis planes.

Y que alguien me diga qué he de hacer, porque no lo soporto. No aguanto esta angustia. Por ella, mejor dicho: con ella he transformado mis falsas sonrisas en sonrisas que amo, pero con ella.
Me siento cuesta abajo y sin frenos...

10.15.2011

Algunos dicen que el amor es un río, otros que una canción. Otros dicen que el amor está por todas partes y nos transporta a nuestro hogar. Algunos dicen que el amor es oír la risa en la lluvia.
 Pero todos sabemos que el amor, es dolor.

10.10.2011

Al final todo esto me causará un trauma, estoy segura.

Que llueva todo el día.

Y ahí es cuando "¡BUM!": se rompe la burbuja. Tenías un lugar especial, pero eso se acabó. Se rompió la burbuja de aire. O de felicidad, como uno quiera llamarlo. De un solo golpe se van de la mano tu seguridad y tu fuerza: la felicidad las guía. Espero que haya olvidado coger un mapa y vuelvan pronto. Mirando al suelo, esperas salir de tu boca un "hasta pronto".

10.07.2011

Tanto rojo por aquí me marea.

Normalmente a la pregunta de "¿te gusta alguien?" si no respondes afirmativamente, no cuela. ¿Por qué siempre estamos con el amor en la boca? ¿Por qué no hay otras cosas de las que hablar? ¿Por qué tengo siempre que fijarme en alguien? Joder.
Es contradictorio. No lo admito, porque no es cierto, pero tal vez me guste alguien. Pero aver: no. Es como si sí, pero no. Quiero amar, no sufrir. Deberíamos firmar algo que diga que si nuestro corazón se rompe, nos regalen otro nuevo, sin defectos.
Así al menos no tendría en el cuerpo este puto miedo.