Hay un momento justo antes de dormirte completamente en el que tu conciencia recupera en un instante los momentos más importantes vividos durante lo largo de tu vida. Cada día, cada noche, sin darnos cuenta. Dicen que el segundo después al flash, aparece la persona que te hace sonreír e inconscientemente, nos dormimos.

9.23.2011

Déjame.

Amor, estoy harta de decirtelo: quiero que me dejes en paz.
No quiero que nadie me diga lo guapa que estoy hoy, y sonreírle regálandole un beso, no quiero, porque por dentro estaría pensando que no es verdad.  No quiero que esté hablando y nadie venga por detrás y me tape los ojos y al volverme me encuentre con una enorme sonrisa. Pensaré que es falsa. No quiero que nadie me compre nada para San Valentín.No quiero quiero que nadie me diga "te quiero".
Porque no me lo creo.
Pero sobre todo no quiero perder a mi corazón.
Así que si eres bueno, no dejarás que te vuelva a encontrar. Ya sabes que yo no te caigo bien. No lo pongas más difícil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario