Hay un momento justo antes de dormirte completamente en el que tu conciencia recupera en un instante los momentos más importantes vividos durante lo largo de tu vida. Cada día, cada noche, sin darnos cuenta. Dicen que el segundo después al flash, aparece la persona que te hace sonreír e inconscientemente, nos dormimos.

8.04.2011

Aquí abajo ya no hay frío, ya no hay dolor, llanto ni pena. Ya no hay abrazos vacíos, sonrisas forzadas, miradas apagadas y pasos cabizbajos.
Luchando sacas la cabeza arriba, luchando consigues lo que necesitas, luchando consigues olvidar y hacerte creer que tienes ganas de algo nuevo, LUCHANDO.




He decidido ser feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario